Luján de Cuyo, a través de su Gobernador Sebastián Bragagnolo, de nuevo se posicionó en el centro de la escena provincial y fue el foco de las esperanzas por su nueva iniciativa de efectuar la vendimia en formato presencial, en una coyuntura desfavorable como la que proporciona la pandemia de Covid-19. Sabiendo este fenómeno, la Municipalidad trabajó arduamente -a lo largo de mucho más de 4 meses- a fin de que los visitantes que se aproximaron la primera noche a las 12 muestras viviesen la celebración en un marco controlado y bajo rigurosos protocolos sanitarios y, merced a la colaboración de todas y cada una de las bodegas competidores, ha podido cerrar su propósito.

Celebración diferente y un concepto que no debe fallecer.

Los acontecimientos han comenzado pasadas las 20:30hs del sábado y del domingo pasados, en el momento en que, de forma simultánea, se fueron llenando las bodegas lujaninas con público local y turistas que escogieron estas 2 noches del emprendimiento cultural para gozar de la celebración por antonomasia de los mendocinos. Cerca de las 22hs empezó el espectáculo vendimial que se titula “Regresar a enamorarse”, al cargo de la Subsecretaría de Cultura y Turismo que desplegó un increíble equipo artístico y técnico para realizar la integridad de las fiestas de manera paralela. Todas y cada una de las intervenciones artísticas estuvieron al cargo del Ballet Municipal y la música, construída para la ocasión, fue un resultado del talento de Juan Pablo Moltisanti.



Apuesta Exitosa