La frase de Juan Román Riquelme («¡Hace mucho que juega mal River!») generó un escándalo total en el fútbol argentino y este fin de semana tuvo consecuencias que no le vinieron bien al ídolo. Su Boca perdió jugando mal y River se floreó y goleó. Por eso Leonardo Farinella tuvo su venganza. El periodista hincha del Millonario se enojó mucho con el grito de Román y ahora lo castigó con dureza: «Vienen vendiendo humo».

En TyC Sports, Farinella fue contundente y manifestó que desde el Xeneize se intenta vender una realidad que no es tal porque el equipo de Núñez es muy superior futbolísticamente. «Hace rato que los de la vereda de enfrente vienen vendiendo humo tratando de evitar lo evidente para cualquier ser humano de buena voluntad: River es desde hace siete años el equipo que mejor juega al fútbol no sólo en la Argentina sino en todo el continente», sostuvo.

Cocina Diabetes

«Es un tema que excede al fútbol. Los políticos no tienen mucha idea de lo que le pasa a la gente», continuó Leo, manteniendo el foco en el «discurso» que intenta instalar Riquelme, según él. «Desde que se decidió a meterse en la política de su club, el actual vicepresidente segundo de Boca cambió un discurso realista por otro acomodado al oído bostero, demasiado sensible ante el peso de la realidad», manifestó el periodista.

Elogios para River

El equipo de Marcelo Gallardo visitó a Godoy Cruz en Avellaneda, jugó en gran nivel y ganó por 6-1. Farinella solo tuvo elogios: «River intenta jugar bien siempre, generoso con el espectáculo, va al frente en todas las canchas y por supuesto, no siempre gana. A veces se gana y a veces se pierde, así es el fútbol. Aunque si profundizamos, jugando como juega River se gana muchísimo más y estos años son una prueba irrefutable».

Para cerrar su análisis, el periodista le volvió a dejar un mensaje a Riquelme y a todo Boca, dejando en claro que en este momento el que impone las condiciones futbolísticas es River. «Una noche para disfrutar de nuestro fútbol. Tal vez algunos prefieran mirar para otro lado o seguir hablándole a un público demasiado dolido como para aceptar la realidad. River contesta en la cancha. Quien quiera oír que oiga», sentenció.





Fuente

Apuesta Exitosa