Con bombos y platillos, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, anunció ayer que presentará un proyecto de ley para subir el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, una de sus eternas promesas de campaña que finalmente podría ver luz verde en el Congreso, ya que consiguió adhesiones tanto del oficialismo como de la oposición.

Más allá de los beneficios que traerá para más de 1,2 millones de trabajadores argentinos, lo cierto es que esta propuesta cuenta con el aval de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien hace unos años le vetó al propio Massa una iniciativa similar durante su segundo mandato presidencial.



Apuesta Exitosa