Quizás como una venganza perfecta o tan solo una coincidencia del destino, el primer día de San Valentín que Kim Kardashian pasará sin Kanye West desde que son o fueron pareja, la diseñadora ha lanzado una colección exclusiva de su firma de lencería “Skims” en un color rojo pasión.

Con ayuda de sus hermanas Kendall y Kylie Jenner, la modelo y socialité ha protagonizado la campaña publicitaria de esta colección. Y bueno, como bien ordena el refrán ¡Salud, dinero y amor!, pues a falta de este último nunca está de más lo segundo parece pensar Kim Kardashian.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa