José Luis Espert aseguró que “está preparado” para ser Presidente y enumeró las tres condiciones mínimas que propiciaría rápidamente en caso de ser elegido: apertura al mundo, achicamiento del Estado y sus gastos, y nuevas leyes laborales “que defiendan al laburante”. Además criticó fuertemente a los principales líderes sindicales del país y los llamó “sindigarcas”.

En una entrevista en el canal A24, Espert se refirió a los alarmantes indicadores de pobreza e indigencia de la Argentina que se dieron a conocer ayer, y sostuvo que “hay un sistema que provoca todo esto y lo tenemos que cambiar aquellos que estamos de acuerdo en eso”. 



Apuesta Exitosa