banner

El Tribunal Oral Federal 4 (TOF4), formado por Néstor Costabel, Gabriela López Iñíguez y Adriana Palliotti, le concedió la prisión domiciliaria a Martín Báez. Para lograr escapar del penal de Ezeiza, en el que está, debería abonar una «caución» o «fianza» de 531.437.500 millones de pesos. Una situación afín vivió su padre, Lázaro Báez, en el momento en que el TOF impuso una fianza «elevada» que le impidió salir al empresario santacruceño por un largo tiempo. Por ahora, no se oficializó si Martín ha podido dejar el penal, y donde va a pasar los nueve años que recibió de condena.

Hace tres semanas, Costabel, López Iñíguez y Palliotti condenaron a Lázaro Báez a 12 años de prisión por el delito de lavado de dinero por medio de «La Rosadita». Martín, hijo mayor del empresario santacruceño, quien, al instante de recibir las penas era el único detenido en una prisión común, recibió una condena de 9 años. El TOF había definido que esté detenido por estimar que deseó tapar la investigación al movilizar dinero. En su alegato final, nuestro Martín Báez solicitó su absolución al señalar que se encontraba «culpado» socialmente.

Cocina Diabetes

También, el Tribunal Oral Federal 4 mencionó que los hechos de lavado de dinero no solo fueron con la fuga de dinero, sino más bien asimismo por la adquisición del campo «El Carrizalejo» en Mendoza, donde Lázaro Báez y Martín fueron considerados coautores del delito. Aparte de estos, el resto hijos del empresario santacruceño asimismo han recibido una lástima. Leandro recibió una condena de cinco años. La Justicia lo consideró como «partícipe preciso». En sus últimas expresiones, apuntó que «hay una ocasión de que Lázaro sea sincero, que afirme la realidad».

Luciana recibió tres años, en suspenso. Fue considerada partícipe secundaria. Su hija menor, Melina Báez, asimismo tuvo 3 años de prisión. Exactamente la misma su hermana, se la consideró como «partícipe secundaria». A lo largo de sus intervenciones en el juicio, negaron tener injerencia en el «Conjunto Báez». El TOF4 recalcó que se hallaron cuentas en el exterior que estaban bajo su nombre. No obstante, insistieron que no tenían conocimiento de exactamente las mismas y que jamás hicieron «usufructo» de exactamente las mismas.

El Tribunal condenó al «arrepentido» Leonardo Fariña a cinco años de prisión. Se le redujo 3 años de su condena «por su papel de encausado colaborador». El contador de Báez, Daniel Pérez Gadin, recibió la pena de ocho años de prisión por la maniobras que encabezó su jefe. Por su parte, el empresario, Jorge Chueco, asimismo recibió ocho años. Fabián Rossi, mientras, recibió cinco años de pena. Federico Elaskar recibió 4 años por «lavado agravado». A mitad de abril, van a conocerse los argumentos de las condenas.



Fuente

Apuesta Exitosa