A poco más de un mes de la muerte de Diego Maradona, la interna entre las exparejas del Diez y su entorno familiar está más áspera que nunca. Recordemos que en estos días Dalma Maradona chicaneó fuertemente a Rocío Olvia, interpelándola para que no hable de ella, y señalándole que no tiene otra cosa para hacer que hablar sobre el ídolo del fútbol.

Lejos de quedarse callada, Oliva afirmó: “A mí tampoco me podés poner un bozal porque todo lo que viví con Diego, si quiero, lo digo, y si quiero no“. Además, Rocío ya empezó a ganar detractores por fuera del núcleo familiar de Maradona. Tal es así que el actor Gustavo Garzón apoyó a Dalma y Giannina y trató a la panelista de Polémica en el Bar “desagradable”.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa