No va a haber restricciones formales, mas se formó una Mesa Intersectorial para supervisar al lado del área privado.

El Gobierno se comprometió a alzar las limitaciones sobre las exportaciones al maíz en forma total, medida que disparó el paro de tres días convocado por la mesa de link de entidades del campo, cuya segunda día sucedió el martes con manifestaciones en diferentes sendas del interior del país.

Faltan datos técnico-operativos que se definirían en las próximas horas, mas desde el ministerio de Agricultura comunicaron que “se reemplazará el límite de 30.000 toneladas cotidianas de exportación”, comunicado este lunes, por “un chequeo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el deber del área privado”.

Sobre esto, representantes de la agroindustria deslizaron que “no va a haber restricciones formales ni cupos, mas el Gobierno solicitó no sobrepasar las 2 millones de toneladas complementarios respecto de los registros recientes de Afirmaciones Juradas de Ventas Ajenas (DJVE), que corresponden a la cosecha 2019/2020”.

Fideicomiso para el desacople de costes

Según voceros de la flamante Mesa Intersectorial del Maíz, espacio persistente y autónomo en el marco del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), las autoridades ministeriales se comprometieron a trabajar en “utilidades que desacoplen los costes del mercado de adentro con el en todo el mundo, para evadir novedosas intervenciones y regulaciones de mercados, como de esta forma asimismo cambios en derechos de exportación, en la medida que se avance acertadamente en esas utilidades”.

El instrumento que valoran para asegurar el abastecimiento de adentro sin limitar las exportaciones, es un fideicomiso. Este miércoles se reunirá la Mesa Intersectorial del Maíz y valorarán la viabilidad o bien no de esta iniciativa del Gobierno.

Curso Parrillero

Los gobernantes están persuadidos de que puede ser útil “para compensar desfasajes” como “mecanismo de compensación intra cadena, para artículos que tienen como insumo al maíz (carnes y huevos, al principio), que estén bajo el software de Costes Cuidados.

Señalaron que “el fideicomiso habría de ser un “esfuerzo compartido” entre todos y cada uno de los actores de la cadena del maíz, comenzando por los suministradores de insumos, productores, acopiadores, transformadores, exportadores”.

En ese sentido, los representantes privados ofrecen que en el eventual fideicomiso se destine una parte de la más grande recaudación fiscal que va a haber por optimización de costes de todo el mundo, respecto de lo pensado en Presupuesto Nacional”.

Asimismo propusieron “la consideración de que se trate el emprendimiento de ley propuesto por el CAA antes de marzo, como un atractivo a medrar en producción”.

Utilidades financieras

Como utilidades financieras se ha propuesto al FOGAR (Fondo de Garantía Argentino -fideicomiso público bajo la órbita del ministerio de Avance Productivo) a través del que el Gobierno posibilita el ingreso al crédito a compañias) que en un caso así asistiría en el corto y mediano período para el abastecimiento de maíz de los procesadores del mercado de adentro.

En la asamblea estuvo presente el director nacional de financiamiento productivo y se estudia publicar una línea particular de garantías recíprocas (SGR) para frigos y también industrias avícolas que precisen acredites del Estado en sus compras de maíz.

Asimismo se examinarán otras elecciones, de hecho con relación al mercado de capitales (descuento de talones/pago diferido) y líneas de crédito con entidades bancarias a tasas subsidiadas –en tal caso va a haber que trabajar en segmentación por tamaño y a mediano período. En este punto, se trabajara en las pretensiones por área.

Asimismo se procurará agrandar la utilización de warrants; configuraciones de adquisición y venta -en un caso así de maíz- que a quien los consigue le da oportunidad de llevar a cabo una transacción para abastecerse en el transcurso de un tiempo preciso, y a la contraparte lo ordena a proveer la mercadería.



Fuente

Apuesta Exitosa