Este lunes el Tribunal Supremo de Brasil anuló las condenas contra Lula da Silva, con lo que el expresidente recobró sus derechos políticos, entre otras muchas cosas. Al darse cuenta de la novedad, líderes de izquierda de todo el planeta la festejaron. Ciertos de , aparte de Alberto Fernández, fueron Evo Morales, Rafael Correa, Andrés Arauz, José Mujica, Ernesto Samper, Pablo Iglesias y Jean-Luc Mélenchon.

Evo Morales, presidente de Bolivia entre 2006 y 2019, escribió en su cuenta de Twitter: «Por fin se realizó justicia con el hermano Lula, víctima de una sañuda persecución y lawfare de la derecha con objetivos políticos. El Tribunal Supremo de Brasil anuló las condenas que pesaban contra y con esto le devolvió derechos políticos. Enorme alegría en la patria grande».

Andrés Arauz, presidente de Ecuador, felicitó «al pueblo del Brasil por su perseverancia y pelea», y aseguró que «soplan nuevos vientos en nuestra América, esperemos la intención del pueblo sea reconocida, lejos de la predominación del lawfare». Rafael Correa, gobernante de ese país entre 2007 y 2017, aseveró que «próximamente le va a tocar el momento al Ecuador», en referencia a que anularán las causas judiciales que lo implican.

José Mujica, presidente de Uruguay entre 2010 y 2015, apuntó que le manda un abrazo «al viejo amigo» y expresó en el medio Montevideo Portal: «Jamás tuvimos inquietudes respecto a Lula. Tiene una vida comprometida con su pelea y naturalmente usaron las maniobras que lograron alzar en la Justicia para sacarlo de la contienda electoral: fue un recurso politiquero y también infame. Esta resolución comienza a poner las cosas en su lugar, si bien las secuelas están laudadas».

Ernesto Samper, presidente de Colombia en 1994 y 1998 y exsecretario general de UNASUR, escribió en Twitter: «La anulación de las causas atentos contra el expresidente Lula cierra un vergonzoso capítulo de politización de la justicia (lawfare) en Brasil que se contesta en otros países de la zona contra otros líderes progresistas».

Asimismo hubo ciertos mensajes de líderes políticos de europa. Pablo Iglesias, vicepresidente segundo de España, expresó: «El lawfare contra Lula para eludir que fuera candidato y abrir el sendero a la ultraderecha ejemplariza el nuevo modus operandi de los enormes poderes. En el final quedó en nada, pero el día de hoy manda Bolsonaro en Brasil. En este momento a ganar, Lula».

Jean-Luc Mélenchon, excandidato presidencial y diputado en Francia, manifestó: «Tras cinco años de persecución, todas y cada una de las solicitudes contra Lula da Silva se anulan. Lula es libre. El ‘juez’ Moro y su pandilla repudiados. El poder judicial brasileiro se niega a realizar el trabajo político sucio». La Fundación En todo el mundo de Derechos Humanos, para finalizar, festejó la novedad y aseguró que el expresidente de Brasil fue «acusado falsamente de corrupción».

Cocina Diabetes





Fuente

Apuesta Exitosa