Enmudeció a todos con lo que contó en pleno programa. Una de las grandes figuras de Telefe rompió el silencio y se refirió a las adicciones contra las que tuvo que luchar. Se trata nada más y nada menos que de Andrea Rincón, integrante de la segunda temporada de «MasterChef Celebrity». Esto sucedió en el programa «Seres Libres», que Gastón Pauls conduce a través de la pantalla de Crónica HD.

“Con muchísima vergüenza, con muchísimo amor y con pulsión de vida, Andrea comparte una charla conmigo y yo la comparto con ustedes”, comenzó asegurando el también actor. “No sé si la palabra consumo me hace ruido, el tema es el abuso de consumo de cualquier cosa porque los que somos adictos sabemos que lo tapás por un lado, terminás con las sustancias, y de repente te fuiste a otro lado, a la comida o a algo. Es irte siempre a un exceso. Como algo que te está atormentando por dentro y que querés tapar con cosas de afuera”, afirmó ella.

“¿Cuándo te diste cuenta de que eso te pasaba a vos?”, indagó Gastón Pauls. “De pendeja ya me di cuenta. No quería convivir más conmigo y es muy difícil cuando no te gusta quién sos, porque son 24 horas del día. Consumía con un novio. Empezás de a poquito y estaba bueno, porque había una parte que adormecía, hasta que al otro día estaba diez metros bajo tierra. Y lo mismo con el alcohol, yo era muy introvertida y el alcohol me volvía extrovertida”, manifestó.

“Tuve que aprender a vivir, hasta para tener una cita. Nunca había tenido una cita con un hombre sin un vino de por medio. Un día llegó mi hermana, me pateó la puerta y yo estaba tirada, violeta, y le decía que me quería morir. Y ella me decía: ‘Andre, ¿por qué? Tenés la vida que todos quisieran tener’. Yo le dije: ‘Odio a papá, odio a mamá, a los programas de la tarde’. ‘Los programas de la tarde’, le tiré. Y fue lo primero que empecé a tratar: me corrí de los programas de la tarde y empecé a hacer terapia con mi padre y mi madre”, señaló Andrea Rincón.

Cocina Diabetes

“Llegué a tocar fondo. Mi fin y mi cometido era morirme, lo tenía clarísimo. Yo había tenido un intento de suicidio y dije no le puedo hacer esto a los que amo, pero me costaba vivir. Me cortaba los brazos a los 4 años. Lo que más daño me hizo fue la falopa y el alcohol. Consumía tanto que necesitaba bajar. Consumía sola agazapada por días, el mundo se detenía. La cocaína es el infierno. El alcohol es algo muy similar, pero no te lleva al mismo lugar”, señaló.

Andrea Rincón





Fuente

Apuesta Exitosa