Los ministros de Exteriores de los países del G7 expresaron este miércoles su preocupación por el golpe de Estado en Myanmar y llamaron al ejército a devolver el poder al gobierno dirigido de hecho por Aung San Suu Kyi.

«Nos encontramos muy preocupados por la detención de mandatarios políticos y activistas de la sociedad civil, entre la consejera de Estado Aung San Suu Kyi y el presidente Win Myint», reza el comunicado grupo de los cancilleres de las siete superiores economías occidentales.

Los amos de la diplomacia estadounidense, El país nipón, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá, tal como el de la Unión Europea (UE), asimismo expresaron su incomodidad por los «asaltos contra medios».

Cocina Diabetes

«Llamamos a los militares a terminar en el instante al estado de urgencia, a devolver el poder al gobierno escogido de manera democrática, a dejar en libertad a todos y cada uno de los detenidos inmerecidamente y a respetar los derechos humanos y el Estado de derecho», añaden, según notificó AFP.

El primer día de la semana, el ejército puso fin a la frágil transición democrática del país, impuso un estado de urgencia por un año y detuvo a Aung San Suu Kyi y a otros directivos de su partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND). El golpe de Estado, «ineludible» según el general Min Aung Hlaing, quien en este momento nucléa la mayoría de los poderes al cargo de un gabinete conformado por en general, desencadenó una lluvia de condenas de todo el mundo.

No obstante, el Consejo de Seguridad de la ONU no logró el martes ponerse en concordancia sobre una declaración común para reclamar el regreso del gobierno civil, al soliciar Rusia y China más tiempo, según un diplomático.



Fuente

Apuesta Exitosa