Satélites para el cambio climático y sistemas de inteligencia artificial miran desde el espacio algo más que los cambios en los patrones naturales de la Tierra.

Y es que un grupo de científicos ha encontrado en estas tecnologías una nueva forma de predecir los brotes de cólera desde las alturas.



Apuesta Exitosa