Mariana Fabbiani es una de las figuras públicas más reconocidas de la Argentina, al igual que Pampita y Florencia Peña. La mediática siempre se las ingenia para estar en foco mediático, ya sea por sus looks inesperados o sus ocurrencias en vivo. No obstante, hay muchos datos insólitos sobre ella que nadie se imagina. ¿Cuáles serán? Su nombre completo es Mariana Paula Fabbiani, aunque todos la conocen por “Mariana Fabbiani”.

Su papá, Alfredo Fabbiani es propietario de campos en Corrientes, mientras que su mamá, Silvia, a su vez, es hija del reconocido músico, Mariano Mores. Tuvo una infancia feliz, sin problema económicos y fue alumna de un colegio privado. Sin embargo, a los 9 años sufrió una tragedia familiar, tras fallecer su tío, Nito Mores de un cáncer en la columna vertebral. En un momento determinado de su vida fue modelo, pero no porque le gustara, sino como un medio para comprarse cosas que quería.

Cuando era pequeña, su mamá no le cantaba canciones de cuna, sino tangos. La esposa de Mariano Chihade estudió baila y canto. De hecho, era tan responsable con sus estudios que, en quinto año, fue la abanderada. Su promedio en las materias de historia y matemática era 10. En una ocasión, la actriz reconoció que, en su adolescencia fue insoportable: “Si hoy pudiera tener el 10 por ciento de la autoestima que tenía en esa época sería maravilloso”.

Cocina Diabetes

¿El recuerdo más feliz de su infancia? Los veranos en Mar del Plata, donde pasaba tiempo con sus primos y abuelos. A los 14 años, hizo diferentes castings para hacer publicidades, pero no la elegían por ser demasiado baja. Una de las informaciones que nadie sabe es que, antes de salir en vivo necesita darse “un baño de buena energía”. Siempre se muestra sonriente ante las cámaras, pero cuando se apagan… ¡tiene carácter!

Así lo expresó en una entrevista: “Tengo carácter. Lo que pasa es que no me gusta quedarme con cosas adentro, porque cuando digo las cosas me las saco de encima, ando más tranquila”. ¿Tareas favoritas en casa? Pasar la aspiradora y utilizar el lavarropas. Por otro lado, planchar no le gusta nada. Con tan solo 18 años, grabó una filmación con Luis Miguel, “Suave”: “Lo hicimos en la misma selva donde se hizo Rambo, salimos con sanguijuelas pegadas. Fueron escenas de riesgo”.





Fuente

Apuesta Exitosa