Un estudio científico llevado a cabo por estudiosos de la Facultad de Birmingham y el organismo del gobierno Salud Pública de Inglaterra (PHE) determinó que la novedosa cepa británica del coronavirus es un 70% más infecciosa que la original porque se contesta en la garganta.

Después de investigar una cantidad enorme de muestras de hisopados tomados en nariz y garganta, confirmaron que los que tenían la variación B117, tenían altas cargas virales en comparación de los que portaban la cepa original.



Apuesta Exitosa