Hace un año, la pandemia de coronavirus que recién comenzaba a impactar en Argentina y por supuesto en Mendoza, impidió que los fieles pudiera asistir al Calvario en Semana Santa. Sin embargo, este año fue diferente ya que llegaron alrededor de 1.000 personas gracias a que está habilitado para ser visitado con los correspondientes protocolos y restricciones.

Temas



Apuesta Exitosa