Matías Morla representa una figura poco afortunada para el ámbito conformado por las hijas de Claudia Villafañe y Verónica Ojeda desde la desaparición de Diego Maradona. Más allá de que el letrado jamás estuvo entre los preferidos de los hijos del Diez, su fallecimiento trajo mucho más adversidades. Después de una semana de furia, marcada por acusaciones, mostraron la posición del mediático frente a la situación.

El responsable de avisar sobre los próximos pasos de Morla a nivel público fue el periodista Augusto Tartúfoli, mejor popular como Tartu. «Morla desea charlar. Enseñar su excel donde tiene anotados los costos autorizados por Diego, donde tiene los audios y los vídeos de Diego autorizando los costos», comunicó el expanelsita de «Intrusos» en la sección primera de su posteo.

Entonces apuntó: «Tenía planeado llevarlo a cabo el mes próximo. Pero no soporta mucho más las cosas q se dicen en la televisión». «En verdad, esta semana Morla charló, de forma espontánea y en off con 2 cronistas de televisión, uno top. Está pensando en salir al aire en noticiero líder cualquier ocasión q le pinte», expuso Tartu sobre el enojo del gerente legal de Maradona.

En forma de cierre, Tartu añadió: «Aplazó su casamiento hasta octubre, no se operó la cara y se queda viviendo en este país». Sobre lo citado, resulta de pertinente rememorar que Morla se encontraba encabezando los preparativos para su boda con una muchacha estudiante de derecho y, además de esto, se confirmaba que se asentaría en Miami para hacer su novedosa agenda laboral.

Cocina Diabetes

La semana que pasó fue complicada para todo el ambiente de Maradona por la marcha que realizó para soliciar justicia por el amado futbolista. Dalma y Gianinna Maradona encabezaron la movilización hasta el momento en que los altercados se lo dejaron. Por otra parte, Verónica Ojeda llegó al lado de su pareja y sorprendió la existencia de Dieguito Fernando, el hijo menor del Diez.





Fuente

Apuesta Exitosa