MasterChef Celebrity está en su última semana de rivalidad y los conocidos están más alterados que jamás. La rivalidad gastronómica conducida por Santiago del Moro es la preferida de los argentinos y ahora transcurre sus últimos retos. Los jueces empiezan a remover un participante por noche hasta el momento en que queden los finalistas. Es en este contexto que los chefs han recibido a un invitado muy particular que logró reír y emocionar a varios.

En la rivalidad del reality de cocina del martes, los chefs y los jueces han recibido la existencia de entre los conductores de radio y televisión más estimados y populares por todos. Andy Kusnetzoff visitó el piso de MasterChef Celebrity y acompañó a los semifinalistas a través del nuevo desafío que le dieron los chefs. El periodista que conduce “Perros de la Calle” por las mañanas en Metro logró reír y emocionar a ciertos chefs.

“Lo que tienen ahí adentro es un pato pekin, de una carne blanca, muy frágil, impresionantemente exquisita. Podrán usar el pato entero o bien alguna parte para llevar a cabo sus preparaciones mas tengan presente que debe ser el ingrediente preponderante de lo que hagan”, había comunicado Germán Martitegui. Después de que Damián Betular, Donato de Santis y Germán anunciasen el plato que debieron efectuar los chefs, el periodista acompañó a los jueces mesa por mesa para poder ver de qué manera cocinaban las celebridades. 

Curso Parrillero

Al llegar a la mesa de Vicky Xipolitakis, tanto Germán como Andy le brindaron aliento a fin de que pudiese cocinar el pato sin reflexionar bastante y que no le de lástima. “Vamos Vicky vos puedes, dale. No lo personalices Vicky. Si le ponés nombre, todo, empezas a sentir… No”, le aconsejó el conductor de radio. “No te encariñes Vicky”, agregó Martitegui al notar la cara de impresión de la griega al abrir el animal para cortarlo.

Otro de los instantes emotivos de la noche fue en el momento en que Andy se aproximó con Damián a la mesada de El Polaco y le preguntó qué comía de chaval. “ como de todo. Hubo un instante de mi vida que pasé a los 14 años por algo realmente difícil que medré de un día para el otro. Debí proceder a una fundación, un centro de rehabilitación por no tener un espacio para vivir y estuve seis meses donde ahí comíamos de todo. Íbamos a recobrar verdura, comíamos menudos de pollo”, se sinceró el artista emocionando a todos en el estudio.





Fuente

Apuesta Exitosa