Una niña de 10 años acabó en una comisaría de Santiago del Estero después de que la Policía provincial realizara controles en la calle a fin de que la multitud utilice tapabocas este sábado. Frente esa situación, el presidente de la Coalición Civil, Maximiliano Ferraro, estimó que se trató de una violación a los derechos humanos y también instó al ministro del Interior, Wado de Pedro, a intervenir en la provincia.

«¿Señor Wado de Pedro, no piensa intervenir en Santiago del Estero?», lo reprendió Maximiliano Ferraro al ministro por medio de Twitter. Si bien el Gobierno provincial aclaró que de todos modos la persona que fue retardada es una muchacha de 20 años que no utilizaba el tapabocas en la vía pública y que la menor se encontraba con , de cualquier manera se produjo una polémica por la profundización de los controles hacia la ciudadanía, según resaltó Agencia NA.

Maximiliano Ferraro insistió en la profundización de los controles y apuntó que «es intolerable y también inadmisible el estado parapolicial y la violación sistemática a los derechos humanos que transporta adelante el gobernador (Gerardo) Zamora». Desde este sábado, en la provincia asimismo se fortalecieron los controles para todos los que ingresen al distrito, que tienen que enseñar un hisopado negativo más una declaración jurada.

La situacion de la pequeña de 10 años

La polémica por la pequeña de 10 años reventó en el momento en que se propagaron imágenes en las que aparecía como detenida por no utilizar barbijo. No obstante, las fotografías habrían sido tomadas por el padre de la pequeña en el momento en que retiraba a su hija, por lo cual en el comunicado oficial enseña que «más allá de que la menor jamás estuvo detenida, sino más bien acompañando a otra persona que se encontraba retardada por la infracción citada, el grave hecho de mostrar a una menor a tomas fotográficas significa una violación a los derechos del niño, pequeñas y jovenes».

Curso Parrillero

De este modo, la Secretaría de Seguridad de Santiago del Estero explicó que, este sabado, quien resultó detenida, fue una muchacha de 20 años. «Gracias a tal situación personal policial le llamo la atención pidiendo numerosas ocasiones que se ponga bien el barbijo, al no hacer ni caso y reaccionando de forma combativa contra el plantel policial, se la hace comparecer a la dependencia, por una gobernante policial». Asimismo, aclararon que la pequeña ingresó a la comisaria «gracias a la sepa de otro más grande de edad que pudiese ser responsable de la menor».





Fuente

Apuesta Exitosa