Mendoza ahora tenía una ley vanguardista en el país, la 8962, que dejaba el empleo curativo de derivados del cannabis para pacientes con epilepsia refractaria.

Los cannabinoides tienen propiedades medicinales, lo que permite tratar dolencias como cáncer, epilepsia, glaucoma, esclerosis múltiple, fibromialgia y dolor crónico, entre otras que están en investigación.

Mendoza reglamentó este martes el cultivo de cannabis para empleo curativo y se transformó en la primera provincia argentina en sancionar una ley que implica los puntos económicos y que comprende el encadenamiento productivo de esa planta en beneficio de la salud humana, notificó el Ministerio de Economía y Energía provincial.El decreto que reglamentó el cultivo de cannabis para empleo curativo se publicó este martes en el Folleto Oficial de Mendoza, con firma del gobernador Rodolfo Suárez.

Así, la provincia sumará la actividad a la matriz productiva acatando los protocolos sanitarios y en un marco de seguridad jurídica, según se señaló.

Mendoza ahora tenía una ley vanguardista en el país, la 8962, que dejaba el empleo curativo de derivados del cannabis para pacientes con epilepsia refractaria y desde hace un tiempo el Gobierno trabajaba en la investigación, regulación, control y desempeño productivo del cannabis medicinal.

En el último mes del año de 2020, la Legislatura provincial adhirió a la Ley 27350 (nacional), que deja la investigación médica y científica, y la utilización y cultivo de la planta y sus derivados

Cocina Diabetes

Los cannabinoides tienen características medicinales, lo que deja tratar enfermedades como cáncer, epilepsia, glaucoma, esclerosis múltiple, fibromialgia y mal crónico, por ejemplo que están en investigación.

Hasta la actualidad, quienes tenían la necesidad de entrar a este producto como paliativo o régimen tenían la obligación de entrar a un mercado que no garantizaba la calidad medicinal y la composición del producto.

De ahí que, la reglamentación de esta ley tiene un doble beneficio en la provincia, en tanto que por una parte diversifica la actividad productiva de Mendoza, con una industria relacionada a la agricultura que desplaza inversiones y crea empleo en países vecinos como Chile o Uruguay; y por el otro da ingreso legal, seguro y controlado a quienes precisan los derivados del cannabis, según la reglamentación.

El Ministerio de Economía y Energía incorporará con la Unidad de Control de Cannabis con objetivos medicinales, terapéuticos y/o científicos, con facultades resolutivas y aptitud de dictar protocolos, instructivos y reglas de actuación obligatorias, según la normativa.

De esta manera, regulará de forma sistémica y también integral los proyectos productivos, teniendo facultades de fiscalización y sanción, siendo la autoridad de aplicación en el caso de incumplimientos.

Las provincias de Santa Fe, Río Negro y Entre Ríos tiene en curso proyectos en la materia que aun no fueron sancionados finalmente.



Fuente

Apuesta Exitosa