Murió este lunes por una infección intrahospitalaria. Los familiares lamentaron el retardo en la medida de régimen y el letrado mencionó que demandarán al hospital.

El tolerante al que se ordenó bajo una orden judicial que se lo trate con dióxido de cloro contra el coronavirus, Oscar Jorge García Rúa, murió este lunes por la tarde. El letrado de la familia del fallecido, Martín Sarubbi, mencionó que la causa de la desaparición fue una infección intrahospitalaria.

«No acaba falleciendo a raíz del Covid-19, sino más bien por una infección intrahospitalaria. Muere por una demora”, afirmó el letrado y descubrió que presentarán una demanda contra el Sanatorio Otamendi por postergar la orden de la Justicia.

José María, familiar de Oscar declaró: «Recién el sábado pudimos iniciar a proveer, tuvo una evidente mejora». Después agregó: «Se encontraba esperanzado de que podría salir con vida». «Nos sacaron la oportunidad en relación a derecho de que tuviese alguna oportunidad más», acusó el hombre.

Curso Parrillero

La Justifica Federal había obligado al Sanatorio Otamendi de la Localidad de Buenos Aires a proveer dióxido de cloro al tolerante, internado en grave estado con coronavirus Covid-19. La substancia había sido rechazada por su peligrosidad por la Sociedad Argentina de Infectología y nuestra Administración Nacional de Fármacos, Comestibles y Tecnología Médica (ANMAT).

No obstante, el Juez federal subrogante, Javier Pico Terrero, del Juzgado Civil y Comercial Federal N°7, logró sitio al pedido de la familia del tolerante Jorge García Rúa para suministrarle dióxido de cloro intravenoso y también ibuprofenato de sodio en nebulizaciones.

«La cobertura de los tratamientos indicados no causaría un grave perjuicio para la requerida, mas impide, en cambio, el agravamiento de las condiciones de vida de la actora», apuntó el fallo judicial.

«A la luz de la documentación acompañada, no se advierte una imposibilidad de orden médica para la implementación de los tratamientos prescriptos y correcto al caso de coches, que además de esto es de urgente realización puesto que puede hacer mejor el diagnóstico y el régimen coherente a adoptarse de forma inminente o bien, en su caso, socorrer la vida del tolerante», agregó el fallo.

La medida ocasionó repudio en la red social científica generalmente y en los médicos del Otamendi particularmente, quienes este domingo se movilizaron. «Nos manifestamos realizando cumplir nuestro juramento hipocrático», advertían.



Fuente

Apuesta Exitosa