Un dulce típico para preparar durante la Semana Santa es la rosca Pascuas o de Reyes. Una porción de esta delicia nadie se la quiere perder, aunque en la tradición indica que tiene un origen pagano, donde se agradecía la generosidad de la tierra y los alimentos. En esos tiempos para endulzar y elaborar la rosca se utilizaban: higos, dátiles y miel. La forma redonda es como ofrenda aguardando la fertilidad y buenas cosechas para el año en curso.

Pero fue en Italia donde se popularizó la receta que al día de hoy comemos, los pasteleros retomaron la tradición para fomentar el símbolo de la fertilidad y el nacimiento. La forma circular representa la continuidad y el renacer eterno, motivo por el cual es un alimento para el Domingo de Pascuas. Ahora sí, apunta todos los detalles ¡buen provecho!



Apuesta Exitosa