Darío Barassi se convirtió en una de las figuras de El Trece gracias a sus desopilantes actuaciones en «100 argentinos dicen». Dueño de un humor ácido muy particular, el conductor se ganó rápidamente a las familias argentinas con su carisma. Durante la tarde de hoy, Barassi vivió un momento muy particular. Es que la producción de su programa le jugó una broma pesada y al presentador no le gustó nada. Sin dudas, Barassi se sintió traicionado de la peor manera en El Trece.

«Luli, ¿qué tenés puesto? ¿Qué es todo esto? ¿Qué haces vos también con esto?”, le preguntó Barassi a una productora mientras veía a una gran cantidad de personas con una remera con la cara de Monchi Balestra, el conductor que lo reemplazó mientras tuvo Covid- 19. A lo que Barassi agregó: «No, Bicho, vos acabás de llegar de vacaciones. No puedo creer esto, no, no, no entiendo”, precisó, hablándole a otro de sus colaboradores. Sin dudas, el presentador no esperaba esto.

Cocina Diabetes

«Monchi llegaba a horario. Monchi respondía bien a todas las cosas que nosotras le decíamos”, le retrucó una productora a Barassi, ventilando algunas intimidades. A lo que el conductor le respondió: «No entiendo, ¿esto es una cosa sindical? No entiendo cómo convencieron a todos. ¿Hay remeras con mi cara o no?», precisó, antes de conseguir una remera con la cara de Monchi Balestra. Finalmente, el presentador sorprendió a todos al romper la prenda con los dientes.

Tras el picante momento, Barassi recibió una divertida advertencia: «No vas a poder con Monchi. Somos muchas las que estamos con él”, rezaban los dichos de algunas colaboradoras detrás de cámara. «De toda esta basura, de toda esta escoria, esperaba cualquier cosa, de vos, que estás acá gracias a haber tenido sexo con cuatro directores, no, esperaba otra cosa», le respondió el conductor a una productora en tono de broma, dejando en claro que no le gustó el chascarrillo.

Finalmente, un Barassi algo enojado por las remeras con la cara de Monchi Balestra, se despachó con un picante comentario dirigido a sus colaboradores: «Estoy caliente en serio, eh, pero porque me sorprendió, porque no me lo esperaba. Estoy chivando como nunca antes, guardame la mía, eh, la voy a incendiar hoy. Le mando un beso a Monchi, no es contra vos. Mirá cómo quedó…», sentenció, enviándole un fuerte saludo a su histórico reemplazante.





Fuente

Apuesta Exitosa