A partir del momento en el que comenzó «MasterChef Celebrity 2» en la pantalla de «Telefe» predominaron los momentos de alegría y emoción. Asimismo, hubo episodios muy polémicos, como fue el que protagonizaron Andrea Rincón y María O’Donnell, cuando se cruzaron en medio de un desafío del reality de cocina. Horas atrás, mientras el jurado degustaba el plato de Daniel Aráoz, se generó un momento muy tenso que tuvo que ser aplacado por Santiago del Moro, conductor del programa.

El actor presentó unas costillas de cerdo con puerro, apio, melón, granada y maracuyá con arroz, plato al que denominó «Juancito», en honor a su padre. No obstante, las devoluciones que recibió por parte del jurado no fueron las mejores. En ese sentido, Germán Martitegui expresó: «Daniel, no entiendo lo que quisiste hacer. Son cosas por separado que no están integradas en un plato».

«El cerdo está bien, pero no entiendo qué quisiste hacer con las dos frutas, que era el desafío de hoy. El melón no es una fruta que no es muy ‘feliz’ caliente. Y la granada, yo la hubiera preferido sin el oporto. No le suma mucho», dijo Martitegui, mientras Santiago del Moro analizaba la situación. Al ver el rostro del participante, Donato de Santis se percató del estado de Aráoz y expresó: «No te frustres».

Cocina Diabetes

Por eso, Daniel Aráoz se sinceró en vivo. «No me frustro, pero al haberle puesto el nombre de mi viejo, lo que ustedes me dicen me suena mal… Me suena agresivo o desagradable», deslizó. Luego, Donato de Santis le explicó cuáles eran las falencias de su preparación. «Este plato necesita correcciones. Necesita que vos entiendas por qué no es un plato a la altura de ‘MasterChef’. La tarea del día era usar fruta tropical», declaró el italiano.

En la misma línea, el jurado de «MasterChef Celebrity 2» sumó: «Esta fruta no tiene mucho sabor pero sí tiene acidez. Lo mismo con la granada, hubiese hecho un líquido para marinar la carne con eso. Le hubiese dado una característica a la carne, ahí está lo que estamos buscando. No va por ahí. El cerdo está cocinado, el arroz está perfecto, pero la fruta no estuvo bien administrada». Antes de que Daniel Aráoz retornara a su isla, Santiago del Moro intentó calmarlo. «Hay sabores que se pelean, que no van, pero es el plato… el plato quedó ahí. No te lo tomes personal, no es nada contra vos. No es personal», cerró.



Fuente

Apuesta Exitosa