Más allá de que en este momento es un relevante analista de fútbol, Sebastián Domínguez fue jugador profesional a lo largo de un largo tiempo. Y a lo largo de su trayectoria se dio el lujo de comunicar plantel con Carlos Tevez. Fue en Corinthians, donde los dos coincidieron y se dio una muy entretenida anécdota que esta semana contó el defensor en televisión. ¿De qué se habla? Del día en que el delantero de Boca le prestó plata a fin de que logre abonar ciertas noches de hotel.

«Me vendieron a Corinthians por 4 palos y algo, no cobré ni sujeté nada con el presidente de Vélez de esa época. era el capitán de aquel conjunto vencedor y Carlitos me presta 50 dólares estadounidenses porque no podía abonar el hotel», descubrió Domínguez en «ESPN F90». «Tenía un 206 que había chocado, lo tenía en el taller y no lo había sacado, arrendaba el departamento donde había dejado los muebles», agregó el exfutbolista.

Cocina Diabetes

«Tevez me prestó esa plata que jamás se la devolví», especificó Sebastián, para la sorpresa de sus compañeros de programa. Para colmo tenía que ver con un hotel lujosísimo y costoso. «Nos mandó el club y nos mencionó que hasta tal día corrían los costos por Corinthians. Y como el club no pagaba el 15%, no largaban el transfer y no cobraba. Estuve un mes con contrato, mas sin sueldo», sentenció Domínguez.

Cruce con Pergolini

Hace unos días, Sebastián protagonizó un cruce con Mario Pergolini. Todo empezó en el momento en que el vicepresidente de Boca publicó una historia con una captura de una nota donde el título era «La dura crítica de Sebastián Domínguez sobre las contrataciones de Boca». El comentario del dirigente fue mortal: «Ganamos torneos, llegamos a semifinales mas… ¿Tanto les molesta que no vaya bien?». Y hubo respuesta.

En el momento en que se enteró de lo sucedido, el exfutbolista decidió argumentar mejor su punto a fin de que todos y cada uno de los llenes del grupo azul y oro lo comprendan. «Jugar en Boca debe parar de ser una ocasión para ventajistas. Jugar en Boca debe ser un privilegio absoluto, que con el pasar de los años de defienda con uñas y dientes. Y que, puertas adentro produzca una pertenencia que pase de generación en generación», mantuvo.





Fuente

Apuesta Exitosa