Silvia Gulino Díaz (56) fue condenada en diciembre de 2020 por formar parte de una banda que emitía facturas truchas por sumas que superaron los 160 millones de pesos. Si bien fue beneficiada con prisión domiciliaria, la Justicia ordenó que cumpla la condena tras las rejas.

Gulino Díaz es contadora y fue acusada de utilizar los datos fiscales de sus clientes en su propio estudio contable y emitir facturas apócrifas. Además, fue señalada como la líder de una asociación ilícita fiscal, a la que denominaban “la usina”que ocasionó un perjuicio a la AFIP de 161 millones de pesos.

Temas



Apuesta Exitosa