«Cómo no estar caliente con todas las revelaciones que están saliendo a la luz», con esta frase arrancó Pablo Duggan su editorial de hoy en el programa Buenos Vecinos de Radio 10 y remarcó: «Mucha gente me comentó mi libro La Persecucción, que cuando arranqué a escribirlo mucha gente me decía estás loco, cómo va a haber gente que persiga a Cristóbal López y a Fabián de Sousa«.

En esa línea afirmó: «Bueno, ahora todo el mundo está buscando mi libro para conocer toda la historia de la persecucción» y agregó: «Que les digo, es muy profunda, muy larga y apasionante y trágica al mismo tiempo». «Ellos estuvieron casi dos años presos», recalcó y añadió: «(Roberto Baratta) dos años y medio con su vida destrozada, la cabeza queda muy golpeada después de una experiencia así».

Contó que él en su libro cita a Diego Molina, quien estuvo diez años preso, y afirma: «Estar preso es lo más cercano a estar muerto» por lo que aseguró: «Evidentemente, eso golpea la psiquis, la vida familiar, toda la vida de una persona de manera muy brutal». Luego volvió a hacer hincapié en su libro y recordó: «Cuando yo empecé a escribir el libro, nadie le daba mucha bola a esa persecucción».

Cocina Diabetes

Y explicó: «Hoy es mucho más fácil de entender porque han aparecido pruebas apabullantes de estas cosas». En ese sentido apuntó contra el Poder Judicial y resaltó: «Uno de los papeles estelares de la historia de la persecucción lo tiene el juez Julián Ercolini». «Es el juez que dicta la prisión preventiva más escándalosamente falsa, ridícula e injustificable que yo he visto en mi vida», afirmó y subrayó: «Fue unas de las cosas que a mí me rebeló, me dio bronca y escribí el libro por eso».

«Porque yo creo que estas cosas no pueden pasar nunca en una democracia», aseguró y añadió: «Que en una dictadura te metan preso sin ningún tipo de explicación y ninguna justificación casi que es lo lógico, desgraciadamente porque eso pasa en las dictaduras». «Ahora, nunca podés esperar, vos, yo que en un pacto de convivencia que tenemos los argentinos, es que en plena democracia, nos meta preso un juez sin ninguna explicación».



Fuente

Apuesta Exitosa