El papa Francisco aseveró que “no es lícito” matar y llevar a cabo la guerra “representando a Dios”, al conocer Mosul, en el Norte de Irak, localidad símbolo de los crímenes del Estado Islámico contra la población iraquí, especialmente los cristianos, entre 2014 y 2017.

“Si Dios es el Dios de la vida, y lo es, a no nos es lícito matar a los hermanos en su nombre”, propuso este domingo el Papa al conocer la localidad del Norte iraquí en el tercer día de su visita al país. 



Apuesta Exitosa