Este lunes se causó una asamblea que dio comienzo a las negociaciones igualitarias entre el gobierno de la provincia de Buenos Aires, dirigido por Axel Kicillof, y los gremios estatales bonaerenses, a los que se les prometió convenir incrementos que estén a la par de la inflación y les dejen sostener el poder de compra de los sueldos.

Según notificó la agencia NA, participaron del acercamiento en representación del gobierno bonaerense el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, y el subsecretario de Empleo Público y Administración de Recursos, Agustín Robla. Por la parte de los estatales estuvieron líderes de los gremios ATE, UPCN, FEGEPPBA, AEMOPBA, AERI, AJAMOP, AMRA, AMS, APLA, APOC, CICOP, SGP, SOEME, SOSBA Y SSP.

Cocina Diabetes

El ministro de Hacienda y Finanzas, al comenzar el enfrentamiento con los sindicalistas, explicó la coyuntura económica de la provincia de Buenos Aires: «En el momento en que aceptamos la administración nos llega una provincia quebrada financiera y fiscalmente, que había sido desfinanciada y endeudada, lo que, sumado a la recesión económica iniciada en 2018 y a los efectos de la pandemia, impactó poderosamente en las finanzas de la provincia».

«Pese a esta bien difícil coyuntura económica, proseguimos haciendo un trabajo y dialogando con los gremios estatales pues tenemos en cuenta primordial jerarquizar el empleo público, y desandar el sendero de deterioro en sus condiciones que padeció entre 2016 y 2019», añadió López, en una crítica al gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal.

Por su lado, la ministra de Trabajo explicó los objetivos que tiene el gobierno bonaerense en las novedosas igualitarias con los usados estatales de la provincia: «Deseamos lograr de nuevo extensos acuerdos en la política igualitaria para el 2021, con incrementos que consigan mantener y también aumentar el poder de compra de los sueldos públicos».



Fuente

Apuesta Exitosa