Es conocido que Darío Barassi es un conductor extrovertido. A través de «100 argentinos dicen», el presentador se transformó en entre los conductores mucho más estimados de esta época. A causa de eso, Barassi frecuenta tomarse algunas licencias para interaccionar con bastante carisma con los competidores. A lo largo de el software de el día de hoy del período de El Trece, el conductor sorprendió a todos con una pregunta jugadísima para un participante. Sin lugar a dudas, un Barassi genuino.

«Hola Gonza. ¿Cómo te encuentras? ¿A qué te dedicás?», le preguntó Barassi a un participante. A eso que el jóven le respondió: «Soy técnico electromecánico y soy director ejecutivo de un emprendimiento propio: un sex shop», precisó. Asombrado por la contestación, el conductor le preguntó al participante qué era lo que mucho más se vendía en el negocio: «Bueno, traenos ciertos elementos. ¿Qué mucho más se vende en tu sex shop?», le preguntó Barassi, realizando reír a todos.

Cocina Diabetes

«Estimuladores dobles», le retrucó el participante. Después de la arriesgada pregunta, Darío Barassi se despachó con un entretenido comentario: «Uy, Dios… ¡Perdón a toda la familia, pero deseaba comprender! Bueno, ahora está. ¿Qué era lo otro que hacías?», manifestó el conductor. Tras la contestación de que era un técnico electromecánico, el presentador de El Trece le respondió con su humor: «Bueno, disfrutas enchufar cosas veo», precisó Barassi, con su huella tan especial.

Podemos destacar que Barassi volvió últimamente a El Trece después de comunicar que se curó de coronavirus. «Hola gente, ¿de qué manera va? Como todas y cada una de las comunicaciones oficiales las hago desde el trono, desde el baño, que es mi oficina. Este es un mensaje para todas y cada una la gente que me prosiguen en esta cuenta: para mi familia, mis amigos, mis compañeros de trabajo y para todos . Por último, mi familia y nos encontramos finalizando el tránsito del covid», empezó diciendo el conductor en Instagram.

«En mi caso, soy un tipo fiel y soy muy complacido con Dios y con la vida, y lo recorremos con relativa liviandad, más que nada mi mujer y mi hija, que merced a Dios no tuvieron enormes modificaciones. Emilia tuvo unos moquitos, una tos, y solamente. Luli perdió el gusto, el olfato y estuvo fatigada por instantes, pero es un toro mi mujer. Se la bancó como una campeona», añadió Barassi, quien se debió perder múltiples grabaciones de su programa por el Covid-19.





Fuente

Apuesta Exitosa