La Procuración General de la Localidad de Buenos Aires se presentó este jueves frente a la Justicia para pedir que quede sin efecto la audiencia que había sido pedida por el juez Roberto Gallardo, tras ser recusado. En tal citación, se había pedido la existencia de los ministros de Educación y de Salud, Soledad Acuña y Fernán Quirós respectivamente, a fin de que expliquen los testeos masivos a enseñantes.

Según comunica Agencia Télam, es la segunda presentación que efectúa la Procuración en 48 horas, tras la recusación al juez en lo Contencioso Administrativo porteño Gallardo, quien convocó a los gobernantes. La petición del Gobierno porteño está a cargo de la jueza Paola Cabezas Cescato, quien reemplazará al juez Gallardo mientras que se resuelva la recusación. 

Cocina Diabetes

En el escrito, que se presentó este jueves, la Procuración de la Localidad expresa que “en razón de la información aportada y habiendo dado cumplimiento a lo requerido, vengo a pedir a V.S. deje sin efecto la audiencia convocada por el magistrado recusado para el próximo 10 de febrero del corriente”. «Debe advertirse que el Dr. Gallardo citó a exactamente la misma, con carácter personal y también indelegable, a la Sra. Ministra de Educación y el Sr. Ministro de Salud, en vísperas del comienzo del período lectivo 2021 y en medio de una pandemia”, añadieron.

“En ese contexto -sigue- advertirá V.S. que su citación a la audiencia designada importa suspender compromisos ahora asumidos de antemano a la designación de esa audiencia”. Además de esto, señalan que el juez Gallardo no debería haber hecho sitio al amparo que inició el trabajador porteño Carlos Luis Elías. «Agravia a mi parte la coyuntura que el sentenciante recusado haya tenido por habilitada la acción, en el momento en que de todos modos debió rechazarla in límine gracias a la manifiesta falta de legitimación”, explicaron.

En relación a la convocatoria a los ministros para ofrecer explicaciones, consideraron que “causa agravio a mi representada esta convocatoria, que no fue requerida por el actor y solo obedece a la intención del magistrado recusado”. Además de esto, interpreta que el juez Gallardo “prejuzgó” y también señala que la fijación de una audiencia es “superflua, toda vez que se ha anunciado la información requerida y la causa ha de ser declarada abstracta”. 



Fuente

Apuesta Exitosa