Según CAME, se registra un promedio de 9 locales vacíos por cuadra en todo el país. Por efecto directo de esos cierres, se perdieron más de 185.300 cargos laborales

El encontronazo de la pandemia y de la cuarentena fue tal en el consumo y las ventas que desde el momento en que empezó la crisis sanitaria cerraron en todo el país poco más de 90.000 shoppings minoristas, según un informe anunciado este domingo por la Confederación de la Mediana Compañía Argentina (CAME).

Según una encuesta efectuada en todo el país por esa entidad “el cierre masivo de locales fue entre las secuelas graves que dejó la cuarentena en las pequeñas y medianas empresas”, explicó. “Los primeros números reflejan ese encontronazo: el 15,6% de los locales comerciales del país cerraron, sin registro de que se hayan mudado a zonas más económicas”, resumió CAME.

En ese sentido, el relevamiento mostró que la tasa de mudanza registrada solo alcanzó el 0,3%. “Esto es, la crisis fue tan profunda que los shoppings no lograron compensar mudándose a zonas más asequibles, como acostumbra ocurrir en periodos regresivos”, apuntó CAME.

La entidad que nuclea a pequeñas y medianas empresas industriales y comerciales señaló que los rubros más damnificados por la crisis fueron indumentaria, calzados y decoración y textiles para la vivienda.

Las cinco provincias más perjudicadas por los cierres resultaron Chubut, con una tasa de 34% de clausuras; Córdoba, con 25,4% de cierres; Neuquén, con 25,2%; Tierra del Fuego, con 21,2% y Santa Cruz, con una tasa de 18,8%.

Los datos fueron relevados de una encuesta efectuada por CAME en 39 localidades de todo el país y que incluyó 82.629 shoppings de 1500 calles. De ese total, 12.843 estaban cerrados y vacíos, lo que supone una pérdida de 28.300 empleos. Las más perjudicadas fueron las galerías comerciales, donde la tasa de cierre alcanzó a 23%.

“Proyectando los datos del relevamiento a todo el país, se puede deducir un total de 90.700 locales vacíos, con el cierre de 41.200 pequeñas y medianas empresas, que implica a 185.300 empleos”, concluyó CAME basado en esos datos.

Curso Parrillero

Según la entidad, el cierre no implicará siempre un cese de ocupaciones definitivo. “No todas y cada una esas pequeñas y medianas empresas van a dar de baja sus CUIT. Se estima que, en los próximos meses, si todo se normaliza, poco a poco vuelvan a reaparecer un porcentaje de en exactamente la misma o bien otra actividad. Hay que acordarse que posiblemente el empresario pyme, aun en el peor instante, vuelva a levantarse y reiniciar su negocio, a pesar del daño ahora consumado tanto para , su familia, la de sus usados, de esta forma para el país”, aseveró CAME.

Hubo otros casos de mercaderes que escogieron pasarse a la informalidad, fundamentalmente en localidades medianas y enormes. “De esta manera, por poner un ejemplo, varios han comenzado a vender en sus viviendas o bien por redes, utilizando que sus usuarios y la red social los conocen y rápidamente sitúan su nuevo punto o bien modalidad de venta”, explicó la organización.

Una encuesta reciente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), mostró que en la época de diciembre la mitad de las compañías todavía no había podido recobrar el nivel de ventas que tenía antes de la pandemia.

Según explicó Gonzalo de León, director institucional de la cámara, “en los últimos meses hubo una optimización, mas aún de este modo hay una sección fundamental de las compañías que no logró normalizarse”, ha dicho en afirmaciones a Radio Con Vos.

“El canal de venta en línea asistió bastante. Antes que empezara la pandemia, solo una cuarta parte de los shoppings tenía un canal de venta en línea y en este momento esa proporción pasó a la mitad”, comentó. Por último, mencionó que las perspectivas sobre generación de empleo son fatalistas. “Es muy con limite lo que se piensa expandir, solo el 4% de los shoppings piensa contratar personal”, cerró.

Solo los proyectos de pago en cuotas lograron ofrecer un respiro a ciertos ámbitos del comercio minorista. Las ventas de juguetes en esta Navidad registraron un incremento de 2% en volumen con relación por año pasado impulsadas esencialmente por la restauración de la actividad económica, el software En este momento12 -en sus diferentes ediciones 3, 6, 12 y 18 cuotas- y las promociones bancarias.

Mientras, el ticket promedio de comercialización fue de 900 pesos, según un informe de cámara empresarial. En términos en general, todos y cada uno de los segmentos presentaron aumentos moderados gracias a la principiante restauración que está atravesando la economía argentina, explicó en el relevamiento la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

Apuesta Exitosa