En el mes de abril del año pasado se frenaron todas y cada una de las proyectos públicas. Eso implicó un cese de trabajos a prácticamente cero en la mayor parte de las situaciones. Las compañías solicitaron un reconocimiento de los costos improductivos o bien los costos que debieron llevar a cabo para retomar los trabajos. El Estado examinó cada caso y lo aprobó. El enfoque que tienen los convenios es el de “comunicar las pérdidas”. En conjunto hasta la actualidad se han reconocido 85 millones de pesos por ese ítem, mas prosiguen las negociaciones. 

Entre los casos es el complejo de inmuebles que se crea tras la prisión de Boulogne Sur Mer concentrará al Poder Judicial y pertence a las proyectos más enormes de los últimos tiempos. Antes, estuvo a puntito de ser un “hospital covid” y de ahí que lo llenaron de camas que entonces fueron retiradas. Iba a ser estrenado el año pasado, mas la pandemia lo frenó. En este momento tiene fecha más dudosa, mas hay algo seguro: va a costar considerablemente más costoso que lo pensado. 



Apuesta Exitosa