Un estudio que analizó la cadena de valor del vino tinto desde el productor hasta su comercialización en la ciudad de Buenos Aires, realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) durante enero y febrero último mostró en sus principales resultados la elevada presión tributaria y el poco margen de beneficios para quien cultiva y cosecha la uva, ya que por un lado el 43%  del precio final del vino tinto (es decir, 4 de cada 10 pesos) son impuestos y apenas entre el 5,8% y 9,4% (es decir, menos de 1 de cada 10 pesos) va al viñatero, informó el sitio enolife.com.ar.

Fuente: redcame.org.ar

Según CAME, para el caso de un vino tinto tetra en los $ 88,7 del precio final de góndola:

Temas



Apuesta Exitosa