Identificaron a la joven que apareció fallecida en un arroyo en Bariloche. Estudian las situaciones de su fallecimiento.

La calma de la Semana Santa se vio interrumpida en Bariloche con el descubrimiento del cuerpo de una muchacha el viernes por la mañana. Un ciclista que pasaba por un arroyo en la ciudad de Colonia Suiza, a metros del camino que dirige hacia la conocida Laguna Negra de la Patagonia, vio el cadáver y alertó a las autoridades.Hablamos de una muchacha de 26 años, llamada Teresita Bulfón. Al lado de su cuerpo sin vida hallaron su documentación personal, y una mochila con los complementos precisos para una caminata al aire libre.

La joven fallecida, Teresita Bulfón, tenía 26 años y vivía en La Plata. Había sido pupila de n Facultad Nacional de La Plata, donde estudió la carrera de Diseño en Comunicación Visual.La muchacha fue a pasar unos días a Bariloche, sola. Se alojó el camping Hueney Ruca, a unos 23 km de la región, donde armó su carpa.

Desde allí salió a ofrecer una caminata, y por el momento no la volvieron a conocer. Pero antes de irse, le dejó su mochila y un bolso al responsable del camping y le informó que salía a caminar, y que retornaría próximamente por el hecho de que tenía sosprechado regresar a Buenos Aires.Omar Goye, gestor del camping, comentó: “Se encontraba sola. Como tantas chicas de su edad, que nos llama la atención que vengan solas. Pero hasta el jueves, todo había pasado con normalidad”.

Cocina Diabetes

“En el momento en que cayó la noche y no volvió, nos entramos a preocupar. Hice múltiples llamados a su celular que teníamos anotado en la planilla pero daba apagado”, añadió. El hombre contactó la destacamento policial de Colonia Suiza, donde le afirmaron que debían pasar 24 horas a fin de que pudiese realizar la demanda por desaparición.

Teresita era una “hija ejemplar”, según la calificaron sus progenitores, en diálogo con el períodico El Día. “Me la puedo imaginar yendo al mejor rincón para despedirse de ese rincón sentada con sus matecitos, su celular para registrar el instante y sus notas. Le agradaba gozar de esa experiencia de mate, naturaleza y soledad. De este modo recordaré sus últimos instantes”, aseveró el papá de la muchacha.Su mamá resaltó datos de su personalidad: “Era una artista con una profunda sensibilidad que siempre y en todo momento procuraba conectarse con la naturaleza. Bailaba, pintaba, era una increíble diseñadora. Pensamos que, como lo hacía con cada destino que visitaba, con ese recorrido procuraba despedirse de Bariloche, una localidad que ella deseaba bastante”, ha dicho.

Si bien resta comprender los datos de su deceso, que van a salir a la luz con la autopsia, hasta la actualidad se piensa que la joven se habría caído y deslizado hasta las aguas del arroyo. Los primeros estudios advirtieron múltiples fracturas y un severo traumatismo de cráneo con hemorragia cerebral. Tenía una pequeña quebradura vertebral, una costilla fisurada y magulles en la cara. Si bien el cuerpo fue hallado sumergido en el arroyo, se calcula que fue el traumatismo de cráneo lo que y también provocó la desaparición. La justicia provincial, que transporta adelante la investigación, examina todos y cada uno de los rastros, pero hasta la actualidad todo señala que se trataría de un incidente.Fuente: Períodico El Día



Fuente

Apuesta Exitosa