La miembro del congreso de los diputados del Frente de Todos, Fernanda Vallejos, produjo polémica en las comunidades, este miércoles, porque aseguró que Argentina tiene «la maldición de exportar comestibles, tal es así que los costes internos son tensionados por la activa en todo el mundo». De ahí que, numerosos referentes de Juntos por el Cambio la cruzaron, dado que no encajan con ese diagnóstico. «La maldición es que no comprenda nada», le señalaron.

La miembro del senado de Juntos por el Cambio, Laura Rodríguez Machado criticó a Fernanda Vallejos por sus estos: «la maldición es que no comprenda nada sobre de qué manera lograr que Argentina se expanda y optimize la vida de los argentinos», escribió mediante Twitter. En esa línea, la gobernante kirchnerista había explicado que «es imperioso desacoplar costes de todo el mundo y familiares, debido a que los familiares tienen que regirse por la aptitud de adquisición (en pesos) de los argentinos».

El diputado nacional por Mendoza de Juntos por el Cambio, Luis Petri fue otro de los que apuntaron contra Fernanda Vellejos. «Maldición para unos, bendición para , esa es la grieta», equiparó el diputado, en exactamente la misma semana donde el Gobierno nacional se había enfrentado con el campo por las limitaciones a la exportación de maíz, que después fueron revocadas.

«Cuba y Venezuela versus el resto de todo el mundo», insistió con la comparación Luis Petri, por medio de Twitter. El economista Roberto Cachanosky, que coqueteó con Juntos por el Cambio para competir en las selecciones legislativas del actual año, asimismo criticó a la miembro del congreso de los diputados del Frente de Todos. «Claro, si no tuviéramos la desgracias de exportar comestibles, tendrías la fortuna de tener que importarlos a costes de todo el mundo», recalcó.

La «desgracia» de Argentina

Fernanda Vallejos ahondó en su criterio sobre las exportaciones de comestibles. De esta forma, explicó que hablamos de una «desgracia» que tiene la Argentina que en ocasiones es pensada como «bendición». Por otro lado, asimismo coincidió en que “en algún punto lo es (una bendición) porque en situación de crisis como la que el día de hoy vivimos donde el comercio en todo el mundo se cae, la demanda por comestibles siempre sigue porque por supuesto es lo último que algún sociedad, país de todo el mundo deja”.

Curso Parrillero





Fuente

Apuesta Exitosa