El presidente británico, Boris Johnson, aseguró este martes que el Reino Unido «sostendrá una presencia persistente» en las Islas Malvinas para «disuadir y proteger contra amenazas estatales y no estatales» al archipiélago del Atlántico Sur.

Además de esto, el gobernante europeo anunció que destinará 24 mil millones de libras en defensa, incluyendo la renovación de sus armas nucleares.

«Todas y cada una nuestras misiones de todo el mundo se fundamentan en la seguridad de nuestra gente y en persuadir a esos que podrían hacernos daño», recalcó el líder conservador al mostrar sobre la Revisión Dentro de Seguridad, Defensa, Avance y Política Exterior en la Cámara de los Recurrentes.

En ese marco anunció la ampliación de su armamento de armas nucleares por vez primera desde la caída de la Unión Soviética en 1991. El Reino Unido elevará el techo máximo de su armamento de ojivas nucleares de 180 a 260, lo que piensa un incremento de prácticamente 45%.

«Ya que las situaciones y las amenazas cambian transcurrido el tiempo, requerimos sostener un nivel mínimo y creíble de disuasión», justificó por su lado el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, en afirmaciones a la radio BBC.

«Esta es la garantía última, la póliza de seguros última contra las peores amenazas de los Estados hostiles», añadió.

El informe advierte de este modo de la «oportunidad verdadera» de que un conjunto de terroristas «consigua publicar un ataque CBRN [químico, biológico, radiológico o nuclear] de aquí a 2030» y asimismo relata particularmente los desafíos que representan Rusia y China.

«Está claro que China planteará enormes retos para una sociedad abierta como la nuestra. Pero asimismo vamos a trabajar con China donde eso sea consistente con nuestros valores y también intereses, aun para crear una relación económica mucho más fuerte y efectiva y emprender el cambio climático», especificó Johnson.

Cocina Diabetes

El archivo de sobra de 110 páginas expresa además de esto que «las fuerzas armadas sostendrán un presencia persistente» en las Islas Malvinas, cuya soberanía es reclamada por Argentina y que la ONU en diferentes resoluciones instó a un diálogo bilateral que Londres infringe.

«Profundizaremos nuestros nudos con Brasil y México, robusteciendo coaliciones en comercio, innovación, tiempo, seguridad y avance, tal como trabajar con Argentina, Chile y Colombia para respaldar nuestros intereses», señala el archivo y aclara que Reino Unido «proseguirá defendiendo» las Malvinas y las otras dependencias que llama Territorios de Ultramar.

La novedad de un incremento del armamento nuclear indignó a la ICAN (Campaña En todo el mundo para la Abolición de Armas Nucleares), para quien «viola los compromisos que (Londres) adoptó en el marco del tratado de no proliferación nuclear».

«La resolución del Reino Unido de acrecentar su reservas de armas de destrucción masiva en medio de una pandemia es poco responsable, dañina y viola el derecho en todo el mundo», denunció Beatrice Fihn, directiva de esa ONG.

Por su parte, la asesora general de la Campaña para el Desarme Nuclear (CND), Kate Hudson, mencionó que «no es el instante de comenzar una exclusiva carrera de armamentos nucleares, mientras que el planeta pelea con la pandemia y el caos climático».

«El mes pasado, los presidentes (estadounidense, Joe) Biden y (de Rusia, Vladimir) Putin acordaron achicar aún mucho más sus arsenales nucleares renovando el nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), Johnson no debería acrecentar la nuestra», expresó.

«Si o sea una parte de la narrativa de la ‘Enorme Bretaña global’, Johnson precisa replantearla: requerimos estar en el centro de la cooperación global para realizar en frente de los retos que encara toda la red social en todo el mundo. Aumentar las tensiones globales y derrochar nuestros elementos es un enfoque poco responsable y probablemente garrafal», añadió.



Fuente

Apuesta Exitosa