La enseñante británica Kandice Barber (35) le mandaba imágenes a uno de sus estudiantes. Una foto en topless, otra de en su cama cercada de juguetes eróticos. Aun en una ocasión sorprendió al chaval -de 15 años- en el campus, le dio un film beso en el cuello y después lo llevó a un área apartada para abusar de . 

En este momento la ciudad de Buckinghamshire (Inglaterra) está emocionada, después de que varios de los mensajes le llegaran al director de la escuela a la que asistía el menor y se abriese un juicio que está en sus instancias terminantes. La acusada podría recibir hasta cinco años de prisión.

Temas



Apuesta Exitosa