Más de nueve meses de pandemia dejaron consecuencias graves en la población y considerablemente más en el plantel de salud que está en primera fila en la pelea contra el coronavirus. El estrés empezó a pasarle factura a varios expertos y uno, cansado del relajamiento de las medidas de prevención en la sociedad, decidió renunciar y explicó las causas de su resolución en un vídeo que enseguida se viralizó en las comunidades.

“Si la multitud no sabe, esto va a finalizar en un caos”, advirtió el doctor Marcelo Lemus al abandonar la guarda del hospital de la ciudad de San José, en Entre Ríos, agotado de manera especial de la carencia de cuidados de los más jóvenes en la mitad de la pandemia y de una segunda ola de contagios que está sacudiendo a todo el país.

Su renuncia fue presentada frente a la dirección del hospital. “ acabo de abandonar la guarda. Se lo acabo de hacer llegar al director”, mantuvo el médico en un vídeo que se viralizó en las comunidades.

En su descargo, Lemus resumió: “Estoy de guarda en el hospital. Son las 3 de la tarde. Desde las 8 de la mañana vimos cerca de 12 pacientes con signos de Covid” y la mayor parte de los pacientes “no posee cobertura popular”.

Curso Parrillero

Lemus mencionó que “esto se está transformando en un embrollo que se marcha a finalizar en un caos si la multitud no sabe que si no nos cuidamos entre todos, principalmente los jóvenes y los jovenes, va a finalizar en algo bastante peor”.

“El Gobierno empezó a limitar de nuevo” las salidas para evadir el alza de contagios porque “la multitud se prosigue juntando, no tienen conciencia de lo que pasa y la multitud de Salud ahora está fatigada”.

“ soy uno de muchos y no voy a continuar corriendo peligros por los inconscientes y los irresponsables que no tienen idea que o sea grave y es serio”, advirtió.

Tras especificar que colegas suyos fallecieron “por ofrecer todo” en esa pandemia, Lemus cuestionó además de esto “la irresponsabilidad de las autoridades nacionales que no tienen idea qué llevar a cabo con la pandemia”.

Y concluyó: “De esta forma es imposible trabajar. Quizás como haya varios, quizás otros muchos no deseen decirlo. no me marcho a quedar mudo y hacerme cómplice de este desastre”.

En la provincia de Entre Ríos se contabilizaron hasta el domingo 33.541 casos de inficionados y 615 fallecidos.



Fuente

Apuesta Exitosa