Rusia condenó este viernes los bombardeos estadounidenses contra milicias pro-Van a ir en el este de Siria, la primera operación militar del presidente de USA, Joe Biden. «Condenamos firmemente esas acciones y también instamos a que se respete, sin condiciones, la soberanía y la integridad de Siria», aseveró la representante de la diplomacia rusa, Maria Zajarova, en una rueda de prensa.

«Reafirmamos nuestro rechazo a todas y cada una de las tentativas de editar Siria en un ruedo en el que saldar cuentas de la escena geopolítica», añadió. En guerra desde 2011, la Siria del presidente Bashar al Asad ha contado con un acompañamiento militar masivo y vital de Moscú desde 2015.

El viernes, una ONG reportó la desaparición de 22 combatientes en unos bombardeos del ejército estadounidense la víspera en el este de Siria. Fronterizo con Irak, ese territorio está bajo control por milicias pro-Van a ir que enfrentan al lado del régimen de Bashar al Asad.

Cocina Diabetes

Los asaltos, que Washington calificó de «protectores», se generaron después de tres asaltos recientes en Irak encausados a conjuntos armados pro-Van a ir. El viernes, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, lamentó que Washington hubiese sobre aviso a Moscú de los bombardeos solo «4 o cinco minutos» antes de llevarlos a cabo, notificó AFP.

«Esta clase de observación no sirve de nada en el momento en que los bombardeos ahora están en curso», aseveró. Además de esto, Lavrov sugirió que Washington no tenía intención de dejar Siria, más allá de la retirada anunciada por el expresidente estadounidense Donald Trump. «Habrían decidido no irse de Siria […] hasta el hundimiento del país», mantuvo Lavrov.

«Es primordial para comprender cuál va a ser la línea estratégica estadounidense sobre el lote y en la zona», añadió, aseverando que las fuerzas armadas rusas y estadounidenses tenían contacto en Siria ocasionalmente.





Fuente

Apuesta Exitosa