Esta pizza de coliflor y pollo no lleva nada de harina y tiene un delicioso sabor. Llena de nutrientes y baja en calorías, es ideal para cuidar la salud. Esta original receta atrae hasta a los niños que no aceptan verduras; la forma de preparación disimula tan bien estos ingredientes, que los pequeños no se darán cuenta de que los están comiendo.

El coliflor es un vegetal versátil que necesita solo un poco de ingenio para hacerlo protagonista de variados platos. Otro ingrediente importante de esta pizza de coliflor y pollo es el tomate fresco. Es rico en licopeno, un poderoso antioxidante que combate los radicales libres y el envejecimiento prematuro de las células.



Apuesta Exitosa