Hace meses que el matrimonio conformado por la modelo y también influencer Kim Kardashian y el rapero Kanye West atravesaba fuertes comentarios de separación. Al final, el día llegó y la novedad se confirmó. La personaje principal de “Keeping Up with the Kardashians” solicitó formalmente el divorcio al músico.

Los inconvenientes maritales entre Kim y Kanye West se incrementaron en los últimos meses, más que nada después de las verborrágicas afirmaciones privadas del estadounidense a lo largo de su campaña en búsqueda de la presidencia de los USA en el 2020.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa