El pasado 28 de febrero, River viajó hacia Vicente López para enfrentarse a Platense en el marco de la fecha 2 de la Copa de la Liga. Y los 90 minutos del partido dicen que fue una victoria bastante accidentada. Porque el Millonario tuvo que regresar al Estadio Monumental con dos jugadores lastimados. Uno fue Santos Borré, pero su dolencia no fue tan grave. Debido a que Javier Pinola, el otro de los lesionados, se fracturó el antebrazo derecho. Varias semanas después de aquel hecho, el defensor ejecutó una importante decisión. ¿Qué pasó?

“Me siento muy bien, salió todo perfecto. Estoy sin dolor, aunque es un tanto incómodo porque dependo de que me ayuden con ciertas cuestiones. Soy un poco cabeza dura y no me puedo quedar quieto, porque quiero ayudar desde mi lugar. El doctor me dijo que iba a estar dos semanas con el brazo inmovilizado y después empezaríamos con la rehabilitación”, manifestó el experimentado central hace un tiempo en una entrevista que le realizaron en 90min. 

Y el “tan” ansiado día se produjo hace poco. Ya que al comienzo de la semana, el profesional volvió a pisar el predio de RiverCamp pero no para visitar a sus compañeros. Sino para realizar una pequeña entrada en calor. Por ende, al defensor se lo puede ver en las jornadas de entrenamiento trotando a un costado, junto a Gonzalo Montiel y Robert Rojas. Ambos están atravesando diferentes procesos de recuperación, uno por haber padecido mononucleosis y el otro porque sufrió un desgarro en la derrota frente a Argentinos Juniors

Cocina Diabetes

La decisión de Javier Pinola de volver cuanto antes a los campos de juegos se encuentra fundamentada en el poco tiempo que le queda a su carrera. Puesto que se trata de una persona que en el último mes de febrero cumplió 38 años. Y su intención es seguir defendiendo la camiseta de River por al menos un tiempo más. La idea era jugar hasta el mes de junio, y luego realizar un balance. ¿Por qué? Su contrato vence en esa fecha, y al igual que Leonardo Ponzio, todo dependerá de los objetivos que tenga el club por delante y de las ganas de competir.

Por lo tanto, su fractura en el antebrazo derecho es una enorme alteración en sus planes porque ahora debe esperar. Y ver en qué condiciones regresa, si se puede sumar al ritmo que tienen sus compañeros o decide colgar los botines. Aunque hay otra alternativa. ¿Cuál es? Consiste en despedirse de la Argentina para regresar al fútbol Alemán. Allí, lo esperan con los brazos abiertos en el 1. F. C. Núremberg, una escuadra que contó con sus servicios por 10 años.





Fuente

Apuesta Exitosa