En el mes de febrero llegan a la pantalla de Cine.AR 2 largos producidos y rodados en la provincia de Metas. “Selva”, del directivo Iñaki Echeberria, y “Espectro regresa al pueblo”, de Augusto González Polo, estrenarán para todo el territorio nacional el 11 y 18 de febrero respectivamente, a través del canal Cine.AR televisión.

Las dos películas fueron programadas en el contexto de la línea “Jueves Estrenos”, que el Centro Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) desarrolló gracias a la imposibilidad de estrenar en salas cinematográficas, por la urgencia sanitaria del Covid-19. De esta manera, las producciones misioneras se van a poder ver por la señal de Cine.AR televisión y, más tarde, de forma gratis durante una semana en la interfaz de Vídeo a Demanda (VOD) Cine.AR Play.

«Verdaderamente en el momento en que uno charla de estrenar una película siempre y en todo momento pensó en una salón, en hallarse con el conjunto, comunicar ese espacio tras un sendero tan largo. La película está llevada a cabo para verse en un display muy grande, para escucharse en un espacio listo con el conjunto pertinente, pero el día de hoy las cosas modificaron. No llegamos a estrenar como siempre y en todo momento lo pensamos, pero nos encontramos llegando, lo que es primordial», mantiene Iñaki Echeberria.

“Selva” es el segundo extenso film del Directivo y DF radicado en Metas. Fue producida por La Productora de la Tierra (Metas), Sabina Buss y en asociación con Al Aire Producciones de Paraguay. La película se rodó entre diciembre de 2018 y enero de 2019, en locaciones de Puerto Promesa -donde radica Echeberria-, en Wanda y Paraguay. En los papeles protagonistas está Edgardo Castro, señalado actor de cine, teatro, y televisión de la escena nacional; directivo de La Noche (2016), Familia (2019) y Las Ranas (2020); y a Joaquín Scholler, actor misionero de solamente 13 años, que incursiona por vez primera en la vivencia cinematográfica. Además de esto, el largometraje tiene la participación particular del enorme actor argentino, Víctor Laplace.

El guion, de Luis Serradori, conduce la crónica de Joao (Scholler) por la espesura de la aniquila selvática en el momento en que es asolado por el Ejército de la Paz, al cargo del Capitán Estanislao (Castro), quién saquea al lado de sus hombres la aldea donde se crio y lo recluta para una guerra sin ningún sentido.

«La película se apoya en la relación entre Joao y Estanislao, allí es donde se crea la historia”, apunta el directivo. Y añade, “el Ejército de la Paz es un conjunto de mesnaderos, un conjunto de choque o ejército privado. Su única misión es aclarar las tierras de los pobladores, a fin de que entonces sean explotadas por intereses externos. Frente a la irrupción de estos soldados, todo cambia para el niño. se protege y es allí donde empieza la relación con Estanislao. Una relación malvada, donde la niñez de Joao es interrumpida ferozmente. Ahí es donde está puesto el foco, en la perversidad de un comandante para desarraigar a un niño”.

Más allá de que la historia tiene tintes concretos de ficción, Echeberria apunta que en la región suceden desalojos violentos, persecuciones y amedrentamiento al campesinado y/o pueblos originarios. “Si bien procuramos alguna atemporalidad en la película, esta historia puede ocurrir -o haber sucedido- aquí, en Paraguay, Brasil o algún país de América latina».

Cocina Diabetes

Por semana del estreno de Selva, llegará el instante de “Espectro regresa al pueblo”, el tercer extenso film del directivo y escritor de guiones misionero, Augusto González Polo (Granada y al paraíso, 2015 y Capital -todo el planeta va a Buenos Aires, 2007), con producción de Mónica Amarilla (Inimaginaria Producciones), en asociación con Santiago Carabante y Montecine SAS.

De regreso en el pueblo un cuarentón sin proyectos ni misiones es usado por un viejo amigo para faenar un cerdo, con el que se comienza a encariñar. El personaje de “Espectro” es interpretado por el reconocido actor uruguayo Alfonso Tort (La noche de 12 años), quien al lado de Juan Román Diosque, Laura Kramer y Fernando Rosa, dan vida a la historia que avanza de principio a fin en Aristóbulo del Valle, ciudad misionera de la que es perteneciente el directivo.

“En el instante creí que la historia no tenía nada que ver conmigo, por el hecho de que el guion lo escribí hace unos cinco años, y se grabó hace 2, entonces para mí era todo una ficción, un proyecto, pero en este momento que la veo… es una película que charla de todo el mundo que habitamos y, que de alguna manera, es mi forma de indicar cosas que deseo que cambien. En el momento en que veo el castigo laboral, en el momento en que veo el capitalismo que se marcha desmoronando, en el momento en que veo que la multitud prosigue comiendo animales, pese a todas y cada una de las evidencias a nivel científico que sugieren no llevarlo a cabo y por ser una práctica atroz; ahí estoy según con la película”, asegura González Polo.

Los 2 grabes misioneros no solo coinciden en el estreno, sino asimismo se rodaron en simultáneo. “Fue un verano en que de verdad se grabaron 4 películas al tiempo. Pienso que, en este momento que se lanzan ámbas películas juntas, está bueno por el hecho de que ahora venimos de una racha donde se han estrenado en los últimos meses películas fabricadas en la provincia y es como formar parte a un corpus de proyectos que de alguna forma charlan del resultado de la industria de se formó en Metas…”, enseña el directivo de Espectro regresa al pueblo (FVP).

Otro aspecto a poner énfasis es que las dos producciones misioneras contaron con equipos técnicos y artísticos integrados en su mayor parte por expertos de la provincia y, en menor medida, por referentes de Buenos Aires, del NEA y de la región entre fronteras con Brasil y Paraguay. También, vale destacar la extensa participación de mujeres en permisos técnicos y, principalmente, en la producción.

Después de un año de mucha contrariedad para la actividad audiovisual, el estreno de Selva y FVP a comienzo del año se vive como un hecho importante para la cinematografía misionera y es un impulso para la continuidad de la producción en el territorio. En este sentido, vale indicar el promuevo del Centro de Artes Audiovisuales de Metas para la realización de los 2 films, acompañamiento que se aúna a los premios de las dos producciones logrados frente al INCAA.

“Es primordial entender que en Metas la industria audiovisual tiene un respaldo estatal, nos pone en un espacio muy favorecido con en comparación con resto del país, y todos y cada uno de los que estamos trabajando en el campo debemos agradecer, apreciar, proteger, intentar llevar a cabo medrar, a fin de que sea poco a poco más consistente y sólido”, concluyó González Polo.



Fuente

Apuesta Exitosa