Sin dudas, fue una de las considerables figuras del 2020 con relación a la pantalla chavala de este país. Gladys la Bomba Tucumana se lució en el «Cantando«, el software que llevaron adelante Ángel de Brito y Laurita Fernández por medio de la pantalla de Canal Trece. Pero en este momento, fue confirmada como convidada en Telefe, la señal de rivalidad, mucho más particularmente en «Tenemos la posibilidad de Charlar», el período de Andy Kusnetzoff.

De esta forma se confirmó en las últimas horas, y como era de aguardarse, los televidentes ahora están pendientes con lo que logre llegar a pasar el día sábado. Claro, no va a estar sola, en tanto que asimismo va a haber sitio para otras enormes figuras como es la situacion de Sabrina Rojas, Mercedes Scápola, Nicolás Magaldi y Luis Novaresio. Distintas personalidades, muchas de las que ahora fueron de la partida del éxito formato del canal de las pelotas.

“Engordé, no tenía vida popular, él era un individuo mala. Viví una crueldad de género increíble, sin golpes, pero fui doblegada a establecerme en mi casa teniendo mi plata, mi coche. Me elegía hasta la ropa. Todavía no he vuelto a Tucumán pues tengo temor que me mate. Capaz que vuelvo y me está ahí aguardando. Siento que desde el día uno fui obligada a tener esa relación. Le hice muchas demandas en la Justicia, me daba mucha vergüenza pues soy famosa, pero deseaba sacarlo de mi casa. Tras él, comencé a vivir nuevamente, a quererme», manifestó Gladys la Bomba Tucumana, y después entre lágrimas, se refirió a su niñez.

“Mi padre ha muerto, era policía. Para la multitud fue un héroe, para mí no. Todos y cada uno de los días trato de disculparlo. Los únicos recuerdos que tengo de él son muy feos. Me hacía arrodillar en el maíz, me había cortado el pelo como un hombrecillo, andaba llena de piojos, descalza por la vida. En mi inocencia creía que mi madre nos había descuidado y en este momento transcurrido el tiempo me doy cuenta que se había ido por el hecho de que sino más bien él la mataba», aseveró.

Cocina Diabetes

«Con mis hermanos veíamos de qué manera la arrastraba por el piso toda ensangrentada. Una noche apareció y nos robó de ese hombre malo. Nos llevó a todos, nos bañó, volví a sentir su fragancia, jamás me olvidaré de eso. Se había buscado un trabajo de usada doméstica y vino y nos recobró a todos, éramos seis hermanos. Fue una intrépido para esa temporada”, concluyó Gladys claramente perjudicada.





Fuente

Apuesta Exitosa