Boca tuvo una noche para el olvido en La Bombonera, con rendimientos tanto grupales como individuales que derivaron en la victoria de Talleres en La Bombonera. A todo esto hay que agregarle la insólita pelea entre Frank Fabra y Carlos Izquierdoz en el medio del partido, algo que generó mucha controversia ya que el colombiano cacheteó al defensor en el calor de la discusión. Más allá de esto y yendo a lo deportivo, hay un dato que a estas altura ya genera miedo en el mundo Xeneize.

Luego del cotejo, el sitio especializado en estadísticas deportivas SofaScore, publicó que en todo el transcurso de los 90 minutos, el equipo de Russo no pateó una sola vez al arco, por lo que la pelota nunca fue entremedio de los tres palos. Además revelaron que el conjunto azul y oro no pasaba por esta situación hacía 257 partidos, remontándose al año 2015. Esto solo da un pantallazo del pésimo momento que está pasando Boca en la actualidad.

En el último tiempo, Russo decidió apostar por una dupla de ataque con Carlos Tevez y Sebastián Villa, una sociedad que viene teniendo altibajos. El Apache sigue siendo uno de los más destacados, pero se viene notando la ausencia de un centrodelantero que le sirva de referencia. Por su parte, el colombiano daña mucho a los rivales cuando tiene espacios para explotar su velocidad, pero cuando no le duplican la marca, como hizo Talleres, no logra destacarse.

Tras el encuentro con la T, el entrenador de Boca habló en conferencia de prensa y se refirió sobre el mal momento del equipo. “No sé si esto es un retroceso… Me preocupa no mantener los niveles, lo que dije. Eso te lleva a levantar un montón de situaciones. Tenemos que ser más inteligentes. No encontramos nunca el ritmo del partido. Me preocupa mucho no poder mantener los niveles individuales de un partido a otro. La verdad es que no se puede jugar bien si no tenés la pelota”, sentenció Russo.

Cocina Diabetes

Desde la llegada de Miguel a esta parte el equipo fue mutando mucho, producto también de cambio de jugadores pero también de una baja en el nivel de diferentes futbolistas. Lo cierto es que desde las partidas de Junior Alonso y Pol Fernández, dos pilares en la obtención de la Superliga 2020, el Xeneize no mantuvo una regularidad en su juego. El próximo miércoles Boca se enfrentará a Defensores de Belgrano por la Copa Argentina, en una cita que aparece como un nuevo examen para evaluar rendimientos.





Fuente

Apuesta Exitosa