El conductor, al ver un móvil inteligente de Gendarmería, efectuó un giro en “O bien” para intentar evadir el control. Instantes después, los efectivos encontraron el rodado sin ocupantes y con la puerta del conductor abierta.

Un cargamento de 600 kilogramos de mariguana fue secuestrado dentro de una camioneta dejada cerca de una ruta de Posadas, Metas, en el transcurso de un operativo llevado a cabo por efectivos de Gendarmería Nacional (GNA), detallaron voceros de esa fuerza de seguridad.

La sustancia fue descubierta por gendarmes del Escuadrón 50 “Posadas», en forma conjunta con pertenecientes del Conjunto de Operaciones de Indagaciones y Trámite, quienes realizaron tareas investigativas que les dejaron divisar una camioneta Chevrolet Blazer sobre la ruta provincial 213, a la altura del cruce llamado Bypass.

Cocina Diabetes

Según las fuentes, el conductor de la camioneta, al ver el móvil inteligente oficial de GNA, efectuó un giro en “O bien” en dirección hacia la localidad de Posadas para intentar evadir el control de los efectivos de la fuerza.

Instantes después, los gendarmes encontraron el rodado sobre la calle 81 “Y también” del vecindario San Isidro, el que estaba sin ocupantes y con la puerta del conductor abierta.

A lo largo del registro de la camioneta frente presentes, los efectivos encontraron 36 bultos envueltos en nylon organizados en la parte posterior, los que contenían 782 “ladrillos” con una substancia vegetal que resultó ser “cannabis sativa”, al someterse a las pruebas de campo Narcotest realizadas por efectivos de Criminalística y Estudios Forenses.

En la causa participa la Fiscalía Federal de Posadas, que dispuso el traslado del rodado y del estupefaciente hasta la Unidad para efectuar el pesaje correspondiente, que arrojó un total de 600 kilogramos 230 gramos de mariguana

Apuesta Exitosa