banner

El Fondo Capital En todo el mundo (FMI) consideró este jueves que hay “diferencias importantes de opinión” en el Gobierno de Alberto Fernández y o sea lo que está provocando que la negociación de la deuda con dicho organismo esté retardada. Al tiempo, se estimó que la administración nacional apunte a cerrar las tratativas después de las selecciones legislativas 2021.

De esta forma lo aseveró el directivo para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, quien evaluó: “Semeja que hay diferencias importantes de opinión en la coalición política del presidente Fernández sobre la dirección que tienen que tomar” con relación a la negociación de la deuda por 44.000 millones de dólares americanos, según publicó la agencia NA.

Además de esto, Werner reconoció que las negociaciones con la Argentina se retardaron mucho más de lo que se espera por el hecho de que la administración de Fernández apunta a cerrarlas después de las selecciones. Sin embargo, señaló que “siempre y en todo momento hay por lo menos 2 patas en cualquier reestructuración”, y explicó: “Una es de qué manera se cambian los términos de los contratos de deuda y la otra es de qué forma se cambian las políticas a fin de que la novedosa deuda sea sostenible”.

De esa forma, apuntó: “Pienso que en esa segunda etapa es donde contamos mucha indecisión”. En el contexto de un acontecimiento de la calificadora Estándar & Poor’s, Werner apuntó que hay una “interpretación” por la parte del FMI respecto de que el Gobierno piensa que será “mejor arrancar esa negociación política tras las selecciones y no antes”. En este sentido, aseveró: “Nos encontramos haciendo un trabajo para estar preparados en el momento en que el Gobierno desee finalizarlo y acelerarlo”. Y apostilló: “Pienso que nos encontramos en condiciones de llevarlo a cabo, pero es verdad que las negociaciones se han alargado mucho más de lo que quizás pensábamos”.

Cocina Diabetes

Tanto el presidente Fernández como el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular de la Cámara de Miembros del congreso de los diputados, Sergio Massa, negaron contradicciones en el Gobierno respecto de las negociaciones con el FMI, primordialmente después de afirmaciones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien había asegurado que la deuda era impagable.

“El acuerdo firmado por Macri es impagable, como ha dicho Cristina y repito yo desde la campaña, por el hecho de que ordena a abonar 18.000 millones de dólares estadounidenses el próximo año y 19.000 millones el próximo”, argumentó el jefe de Estado. Massa apoyó las consideraciones de Fernández, al resaltar que “no hay discusión en el Gobierno sobre el desarrollo de renegociación”.

Mientras, este jueves Guzmán insistió en la necesidad de “reasignar” los Derechos Destacables de Giro (DEG) a favor de los países con mucho más adversidades económicas y “suspender los sobrecargos” en las tasas de interés, al mostrar en la asamblea Plenaria del Comité del FMI. “Es esencial que hallemos el mecanismo para reasignar los DEG no usados a los países que los precisan, no solo a los de capital bajos, sino más bien asimismo a los de capital medios”, resaltó.

A lo largo de esta semana, antes de viajar a Europa, el titular del Palacio de Hacienda participó de distintos encuentros virtuales con el FMI y el Banco Mundial en el contexto de la realización de las asambleas de primavera. En ese ámbito, el FMI mejoró sus previsiones de desarrollo para la Argentina, que según estimó medrará 5,8% este año, cerca de un punto sobre la proyección que había publicado en el mes de octubre del año pasado.



Fuente

Apuesta Exitosa