Combinar el entrenamiento aeróbico con ejercicios de fuerza localizados en el abdomen permite reducir cintura en un plazo de tres meses. Con una rutina de entrenamiento de 3 días a la semana, más un descanso activo el resto de días, es posible quemar grasas a la vez que se aumenta el tono muscular para conseguir un vientre plano.

Se deben realizar 30 minutos de ejercicio cardiovascular, como correr o pedalear en bicicleta estática o elíptica, y 30 minutos de ejercicio de fuerza para trabajar el abdomen y los grandes grupos musculares. En todas las sesiones de ejercicio se deben incluir además series de planchas, ejercicio de fuerza estrella para tonificar el abdomen y reducir cintura.



Apuesta Exitosa