El ex líder de NSYNC Justin Timberlake, realizó unas disculpas públicas con la cantante Britney Spears por haber contribuido a los comentarios misóginos que lapidaron la carrera de la artista. El caso de quien fuera conocida como “La Princesa del Pop”, ha tomado gran relevancia gracias a un documental elaborado por el diario The New York Times.

En una carta publicada en sus redes sociales, Justin Timberlake realizó un mea culpa admitiendo que por años se benefició de la doble moral reinante en la industria comercial, misma que perjudicó a sus compañeras de profesión, ya que también en la disculpa está incluida Janet Jackson, quien fue vetada durante años por una actuación en el medio tiempo del Super Bowl que compartieron en 2004.



Apuesta Exitosa