Ayer, como notificó El Intransigente, Oscar Jorge García Rúa, un tolerante que atravesaba un cuadro grave de coronavirus, murió después de que se le suministrara dióxido de cloro, acción que fue organizada por la Justicia Federal por medio de una medida cautelar. La resolución produjo una considerable polémica y el día de hoy, Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández charló sobre esto

Esta mañana en diálogo con Radio Rivadavia, el profesional explicó: «El dióxido de cloro es una substancia que se emplea en la industria como blanqueador e inclusive como lavandina, para sanitizar el agua» y recalcó que «el dióxido de cloro no está aprobado para ser fármaco de ninguna patología aquí ni en ningún país de todo el mundo».

Y agregó: «Jamás se ha podido probar que el dióxido de cloro fuera efectivo contra ninguna patología» por lo cual resaltó: «Utilizar el dióxido de cloro como fármaco es un error con secuelas penales». En ese sentido, el médico resaltó: «El primer propósito de la medicina es no generar daño y, ahora, revisar la efectividad de la substancia que uticilicemos».

Curso Parrillero

Al conocerse que se le había dado dióxido de cloro a un tolerante, numerosas entidades de la salud salieron a repudiar públicamente la resolución. Una fue la Sociedad de Terapia Intensiva (SATI) que a través de un aviso, mantuvo que hablamos de una substancia que «no posee ninguna prueba científica para ser usada como sustancia de régimen» y remarcó que «la Justicia no debe obligar a los médicos a señalar un producto o bien una medicación que no posee el respaldo científico y que no está autorizada por los entes de regulación nacionales y también de todo el mundo».

En exactamente la misma línea se manifestó la Fundación Huesped que calificó al fallo judicial como «inaudito» y entonces, lo consideró un «escándalo jurídico». «El juez debió necesitar reportes a las instituciones, y por su parte tiene al cuerpo médico forense para lograr tomar elecciones», precisó la entidad a través de un artículo oficial y recordó que la ANMAT y SADI ahora habían advertido que el dióxido de cloro «puede y generó ocasiones graves».





Fuente

Apuesta Exitosa